Que te sientas mejor que nunca es nuestro objetivo principal.

Que consigas lucir el cuerpo que siempre has deseado, eliminando aquello que no te gusta y cambiando aquello que te gustaría cambiar. Gracias a nuestros tratamientos corporales podrás sentirte mejor que nunca y muy a gusto con tu cuerpo y resolver aquello que te acompleja.

El objetivo es conseguir los mejores resultados, sabiendo qué va con tu cuerpo y cuáles son las necesidades de cada paciente.

En Clínicas Versus, trabajamos día a día para que puedas mostrar la mejor versión de ti mismo/a.

Cavitación by Clínica Versus

¿Qué es la Cavitación?

La Cavitación es una técnica no quirúrgica para eliminar la grasa localizada mediante el uso de ultrasonidos de baja frecuencia, que se aplican sobre la zona donde se concentra la grasa para disolver las células adiposas desde su interior. Posteriormente la grasa se elimina con la orina o a través del sistema linfático. Esta técnica se utiliza para eliminar la piel de naranja y la piel de colchón devolviendo el aspecto normal a la piel de las zonas tratadas, al tiempo que mejora la circulación, se eliminan toxinas y aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos.

Tratamiento:

Se trata de una técnica indolora y no invasiva, pensada especialmente para tratar los cúmulos grasos que resultan persistentes pese a llevar una dieta equilibrada y a realizar el suficiente ejercicio.

La Cavitación recurre a los ultrasonidos de baja frecuencia para actuar, por medio de aparatología específica, en aquellas zonas donde el tejido adiposo resulta excesivo y aparece la celulitis.  Los ultrasonidos son ondas vibratorias que pueden aplicarse a distintas frecuencias y con distintos fines, desde actuar sobre las adiposidades para intentar disolverlas, hasta tratar problemas circulatorios o de retención de líquidos.

En el caso de la Cavitación, el objetivo es lograr la acción directa de esos ultrasonidos, dirigiéndolos justo a las áreas corporales donde se concentra la grasa, para que actúen sobre las células adiposas desde su interior, es decir, consigan romper su membrana logrando su disolución y posterior eliminación a través de la orina o del sistema linfático.

Un tratamiento de este tipo requiere un examen previo que determine el número de sesiones que serán precisas, teniendo en cuenta el tipo de grasa que se quiere eliminar y también su localización. Puede resultar eficaz a la hora de combatir áreas muy concretas y especialmente problemáticas, como pueden ser las caderas, la grasa que se acumula en las rodillas, en la cara interna de los muslos o las siempre difíciles “cartucheras”. También puede dar resultados satisfactorios en tratamientos faciales, por ejemplo para reducir la papada, aportando, además, un mayor tono al conjunto del rostro.

Cada sesión de Cavitación tiene una duración media de unos 40 minutos y son necesarias entre 8 y 12 para lograr el objetivo de deshacer esa grasa que se que quiere eliminar y expulsarla de manera progresiva.

¿Existen riesgos en la Cavitación?

La Cavitación no está exenta de riesgos y debe ser aplicada por un especialista en medicina estética, ya que no puede utilizarse en zonas próximas a órganos importantes, pues podría dañarlos. Además, el uso inexperto de los aparatos de ultrasonidos de baja frecuencia podría producir quemaduras y ampollas, dado el intenso calor que generan.

Normalmente se necesita una docena de sesiones de 40 minutos (con un intervalo de tres días entre cada una de ellas) para obtener resultados apreciables. Después de cada sesión conviene recurrir a técnicas de drenaje (masaje o presoterapia) para facilitar la eliminación de las células grasas y evitar que se reabsorban de nuevo. Asimismo, con el fin de eliminar grasa y toxinas, antes y después de cada sesión, se debe beber 1,5 litros de agua.

 

También es recomendable seguir una dieta baja en calorías desde días antes de iniciar el tratamiento de Cavitación.

¿Funciona la Cavitación?

Los resultados de estos tratamientos van a depender de factores muy diversos, por lo que resulta imposible afirmar o descartar, en términos generales, su eficacia. La mayoría de expertos en medicina estética considera que esta técnica, aplicada por profesionales y en condiciones determinas, puede efectivamente combatir las grasas acumuladas consiguiendo además una mejoría en la elasticidad y tono de la piel. También hay opiniones en contra, que consideran que el único método eficaz contra los depósitos grasos corporales es la liposucción.

En lo que sí existe unanimidad es en asegurar que la Cavitación requiere el apoyo de una dieta adecuada y equilibrada para realmente resulte eficaz y para que sus resultados sean duraderos. Además, muchos profesionales de la estética consideran que para aumentar su efectividad conviene, en muchos casos, combinarla con otros tratamientos como pueden ser la presoterapia o los masajes linfáticos que ayuden a eliminar la grasa diluida.

Por último, es importante señalar que no estamos ante un método de adelgazamiento o técnica que trate el sobrepeso o la obesidad. El fin de la aplicación directa sobre la piel de los ultrasonidos a través de un gel conductor es lograr romper las células grasas, nada más.

¡Pide tu cita gratis!
arrow&v
  • Negro del icono de YouTube
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram

CLÍNICA EN ALCOY

Calle El Camí 46

|

CLÍNICA EN MADRID

Travesía de Téllez 4

VERSUS ENTERPRISES