slider-cirugia-pecho.jpg

Que te sientas mejor que nunca es nuestro objetivo principal.

Que consigas lucir el cuerpo que siempre has deseado, eliminando aquello que no te gusta y cambiando aquello que te gustaría cambiar. Gracias a nuestros tratamientos corporales podrás sentirte mejor que nunca y muy a gusto con tu cuerpo y resolver aquello que te acompleja.

El objetivo es conseguir los mejores resultados, sabiendo qué va con tu cuerpo y cuáles son las necesidades de cada paciente.

En Clínicas Versus, trabajamos día a día para que puedas mostrar la mejor versión de ti mismo/a.

Hilos Tensores by Clínica Versus

¿Qué son los Hilos Tensores?

Los Hilos Tensores son unos hilos finos utilizados en cirugía estética para rejuvenecer el rostro. Se pueden aplicar tanto para eliminar las arrugas y la flacidez facial, como para levantar las cejas o, incluso, para redefinir el óvalo de la cara y el contorno de la mandíbula.

Es una técnica mínimamente invasiva, muy segura, indolora y con resultados inmediatos. Su principal objetivo es el tensado cutáneo mediante la inserción de hilos en el subcutáneo con una aguja guía, y su mayor ventaja reside en que no requiere hospitalización, anestesia general (se suele aplicar anestesia local) ni un largo reposo tras su aplicación.

¿Qué tipos de Hilos Tensores existen?

Existen diferentes tipos de Hilos Tensores, elaborados con diversos componentes. Los más comunes son:

  • Temporales: (realizados con dioxanona) material que después de unos dos años es reabsorbido por el organismo sin necesidad de ninguna operación. Hechos a base de PDO (polidioxanona) de color azul.

  • Permanentes: de PLA (ácido poli láctico), que están hechos de propileno.

 

Ambos son bioabsorbibles y sus diferencias más importantes son:

  • Forma y tiempo de degradación.

  • Capacidad de tensión de la piel.

  • Soporte científico y certificaciones del fabricante.

Procedimiento:

Se basa en la implantación de mini hilos de polidioxanona (PDO) en el tejido subcutáneo para suavizar los surcos y la flacidez del rostro, a la vez que aporta vitalidad, luminosidad y elasticidad a la piel. Es como un lifting facial de alto efecto estético y resultado inmediato, que no tiene posibilidad de rechazo y cuyos efectos secundarios son mínimos.

La aplicación de los hilos tensores es un procedimiento ambulatorio de aplicación rápida (30 minutos) con efecto inmediato. Primero se aplica una anestesia tópica para luego implantar los hilos tensores con pequeñas agujas bajo la piel del rostro. La disponibilidad de distintos tamaños de agujas facilita el tratamiento y la adaptación a cada zona. El paciente no siente dolor, más allá de la tensión de los hilos, y puede retomar inmediatamente sus actividades cotidianas.

 

Es un tratamiento tensado cutáneo que se basa en la implantación de varios micro hilos en forma de red. Esta red actúa como soporte de los tejidos provocando el efecto reafirmante instantáneo y favoreciendo la producción natural de colágeno.

Las intervenciones de cirugía con hilos tensores requieren la realización de pequeñas incisiones a través de las que se injertan los hilos para desplazarlos y colocarlos en el tejido de la zona deseada hasta fijarlos en la posición marcada por el cirujano. 

Posttratamiento:

El posttratamiento puede resultar algo molesto. El paciente puede presentar hinchazón durante unos días, además de calor en la zona o incluso aparecer algún pequeño hematoma. Sin embargo, lo normal es que no se produzca ningún tipo de molestia.

Una vez aplicado el tratamiento, los resultados son visibles de forma más notoria a partir del primer mes (aspecto más descansado, tersura de la piel). El punto de máximo efecto se alcanza al cabo de 2 a 3 meses.

Activa el riego sanguíneo y los canales linfáticos, y estimula la producción natural del colágeno. Aporta vitalidad, elasticidad y luminosidad a la piel. El efecto lifting es visible y duradero desde el primer momento. Los hilos tardan de 6 a 8 meses en ser reabsorbidos, por eso tienen una acción continua.

Resultados:

El tratamiento con hilos tensores se realiza para:

  • disimular las arrugas del contorno de los ojos

  • elevar las mejillas

  • reafirmar el cuello

  • elevar las cejas

  • dar simetría a la cara

  • reafirmar el contorno facial

  • difuminar las arrugas de la frente

 

Además, combate la flacidez de la piel del rostro, elimina pequeñas arrugas y surcos, reduce el estrés cutáneo y ralentiza el envejecimiento de los tejidos.

 

¡Pide tu cita gratis!
arrow&v

¡En breve te contactaremos!