slider-cirugia-pecho.jpg

Que te sientas mejor que nunca es nuestro objetivo principal.

Que consigas lucir el cuerpo que siempre has deseado, eliminando aquello que no te gusta y cambiando aquello que te gustaría cambiar. Gracias a nuestros tratamientos corporales podrás sentirte mejor que nunca y muy a gusto con tu cuerpo y resolver aquello que te acompleja.

El objetivo es conseguir los mejores resultados, sabiendo qué va con tu cuerpo y cuáles son las necesidades de cada paciente.

En Clínicas Versus, trabajamos día a día para que puedas mostrar la mejor versión de ti mismo/a.

Peeling Químico by Clínica Versus

¿Qué es el Peeling Químico?

Se llama Peeling Químico a la aplicación de una sustancia sobre la piel para regenerarla. El objetivo es obtener una piel más suave, tersa y luminosa, eliminando la capa superficial, incluidas impurezas, pequeñas arrugas, manchas y marcas de acné. 

En realidad, se trata de una exfoliación. Pero a diferencia de las que, seguramente, conoces, se hace sin frotar. El Peeling Químico se basa en la acción de ácidos que se aplican sobre la piel a determinadas concentraciones y de forma controlada en un centro dermatológico. 

 

Un Peeling Químico facial consiste en una renovación celular total e inmediata de las capas superficiales de la piel. Es un tratamiento tópico, principalmente a base de ácidos, que eliminan de forma controlada las capas más superficiales de la piel mejorando notablemente su apariencia. El efecto clínico más deseado cuando se realiza un peeling químico facial es el rejuvenecimiento.

Mayoritariamente se aplican a nivel facial. A pesar de ello, también son de elevada eficacia para tratamientos corporales.

Es un buen diagnóstico del o los problemas que se quieren resolver en la tez el que determina qué tipo de alfahidroxiácido se va a usar: ácido glicólico, ácido láctico y ácido tricloroacético.

Los fines de cada uno de ellos son tan diversos como la limpieza, la hidratación o la despigmentación.

 

  • Ácido glicólico: Es el ácido de estructura química más simple y por tanto es el que puede penetrar de forma más rápida y fácil a través de la piel. Principales usos de tratamiento: acné, textura rugosa, hiperpigmentación y fotoenvejecimiento.

  • Ácido láctico: Tiene una acción similar a la del ácido glicólico y lo podemos obtener tanto por vía sintética como natural. Además de como ingrediente ácido en la formulación de peeling químicos, tiene propiedades hidratantes y reguladoras del pH de formulaciones cosméticas. Principales usos de tratamiento: piel seca y rosácea. Es muy habitual su uso combinado.

  • Ácido tricloroacético (TCA): Se puede aplicar tanto en pincel como en mascarilla y consigue resultados muy satisfactorios en cicatrices moderadas de acné, queratosis solares, manchas y lentigos faciales. Principales usos de tratamiento: despigmentante, poros dilatados, cicatrices post-acné, antiarrugas y fotoenvejecimiento de cara y manos.

¿En que consiste el peeling químico facial?

Dicho tratamiento consiste en el uso de una determinada sustancia que tras ser aplicada sobre la piel, provoca su regeneración mediante un “pelado”, el cual según la profundidad del peeling, puede ser desde inapreciable hasta bastante manifiesto.

El número de sesiones variará entre una o varias, dependiendo de lo que queramos conseguir y del tratamiento de la patología requerida, de la profundidad del peeling empleado, el tipo de piel, y de cada caso personal, entre otros factores.

  • 1. Preparación: se debe limpiar el rostro o la zona a tratar para lo que recomendamos, un jabón suave o con AHA, un tónico astringente o desengrasante, o una exfoliación mecánica.

  • 2. Aplicación: dosificar y aplicar el ácido mediante un pincel siempre de abajo hacia arriba y evitando la zona de las mucosas y el contacto con los ojos.

Se deja actuar durante unos 2-5 minutos en función del tipo de piel y se neutraliza con agua. El tiempo de exposición se puede aumentar en función de la tolerancia al producto.

  • 3. Neutralización: en función del ácido aplicado es necesario neutralizarlo al finalizar el peeling, sino también lo podemos retirar con abundante agua.

  • 4. Boost (opcional): podemos incrementar el efecto del tratamiento añadiendo un producto con retinol.

  • 5. Post tratamiento: recomendamos la aplicación de algún producto de uso tópico calmante y protector para reducir el riesgo a la hiperpigmentación.

Los peelings químicos son, en cierto modo, una agresión (controlada) a la piel, y por eso se desaconsejan en determinados casos. Por ejemplo, pieles reactivas, pieles con rosácea, pieles muy bronceadas.

Tipos de peeling:

Los tipos de peeling se clasifican dependiendo de su profundidad de acción en: superficiales, medios y profundos.

  • PEELING QUÍMICO SUPERFICIAL

Este peeling actúa a nivel de la capa superior de la piel. Es de los más utilizados ya que apenas irrita la piel y es muy poco molesto.

 

- Qué cabe esperar: se obtiene una tez luminosa, se afina la textura de la piel y se atenúan las manchas y marcas del acné. 

- Qué alfahidroxiácido se utiliza: ácido glicólico o ácido salicílico.

- Cómo queda la piel en un primero momento: la piel queda más seca e irritada nada más hacerte un peeling químico superficial.

 

  • PEELING MÉDICO MEDIO

Es un peeling facial que actúa a un nivel más profundo de la epidermis (la capa visible de la piel) y en la superficie de la dermis (justo por debajo de la anterior).

 

- Qué cabe esperar: se pueden conseguir resultados visibles en marcas de acné más profundas, a nivel de textura de la piel y sobre la pigmentación, así como sobre arrugas algo más marcadas. 

- Qué alfahidroxiácido se utiliza: ácido tricloroacético en una concentración, decidida por el médico (del 20 al 35 por ciento). A veces se combina con ácido glicólico y diócido de carbono sólido para que penetre a mayor profundidad, irritando menos.

-Cómo queda la piel en el primer momento: la piel queda enrojecida, hinchada y tirante nada más terminar el tratamiento. Habrá un proceso de cicatrización, que debe ser controlado por el médico. 

 

  • PEELING FACIAL PROFUNDO

Actúa en profundidad, por lo que se realiza con algo de sedación. Provoca disconfort, necesita más tiempo de recuperación y puede arrastrar un mayor número de complicaciones. De hecho, se controla la frecuencia cardiaca durante la aplicación del peeling químico.

 

- Qué cabe esperar: reduce arrugas más profundas así como marcas de expresión y signos de envejecimiento. Mejora la textura y el tono de la piel. 

- Qué alfahidroxiácido se utiliza: fenol. 

- Cómo queda la piel en el primer momento: saldrás de la consulta con la cara vendada. Enrojecimiento e inflamación te acompañarán por un par de semanas, con sensación de palpitación en la piel. La cicatrización se controla minuciosamente.

Postratamiento:

Para maximizar y prolongar los resultados de un peeling químico de uso profesional recomendamos seguir el tratamiento en casa. Éste será personalizado según las características de la piel de cada persona y el tipo de peeling elaborado.

Algunas de las recomendaciones generales que ofrecemos son:

  • Tratar la sequedad, eritema, picor y/o sensibilidad ocasionada durante la primera y segunda semana.

  • A partir de la tercera semana hidratar y proteger la piel principalmente con productos tópicos ricos en antioxidantes.

  • El uso de un fotoprotector después del tratamiento es esencial.

 

La presencia de cierta rojez es algo que puede aparecer, desapareciendo en las horas posteriores a la realización del procedimiento. Tras esto, en los días posteriores, se producirá una descamación de la piel, cuya intensidad y duración variará dependiendo de la profundidad de acción del peeling, durando la misma en término medio de 4 a 5 días.

 

Una vez realizado, de cara a conseguir un resultado óptimo, será importante tomar en cuenta las siguientes recomendaciones: Evitar exposición solar durante las 4-6 semanas posteriores, usando fotoprotectores, e hidratación cutánea.

 

 

Resultados:

  • Eliminar las células muertas de la superficie de la piel. 

  • Estimular la producción de colágeno y elastina de forma natural.

  • Corregir las irregularidades del cutis.

  • Eliminar las marcas de acné, arruguitas y otras cicatrices superficiales.

  • Mejorar la textura de la piel.

  • Atenuar manchas producidas por el sol, melasmas, etc.

Dependerá del tipo de peeling facial, los resultados tardarán en apreciarse: 

  • Peeling superficial: de 4 a 7 días

  • Peeling medio: de 5 a 7 días, pero el enrojecimiento puede persistir bastante más tiempo. 

  • Peeling profundo: a las dos semanas surge una nueva piel, pero el enrojecimiento dura meses. 

 

¡Pide tu cita gratis!
arrow&v

¡En breve te contactaremos!