slider-cirugia-injerto.jpg

Que te sientas mejor que nunca es nuestro objetivo principal.

Que consigas lucir el cuerpo que siempre has deseado, eliminando aquello que no te gusta y cambiando aquello que te gustaría cambiar. Gracias a nuestros tratamientos corporales podrás sentirte mejor que nunca y muy a gusto con tu cuerpo y resolver aquello que te acompleja.

El objetivo es conseguir los mejores resultados, sabiendo qué va con tu cuerpo y cuáles son las necesidades de cada paciente.

En Clínicas Versus, trabajamos día a día para que puedas mostrar la mejor versión de ti mismo/a.

Injerto capilar con técnica FUE
by Clínica Versus

¿Qué es el Transplante Capilar con Técnica FUE?

La técnica FUE, de las siglas en inglés Follicular Unit Extraction (Extracción de Unidad Folicular), consiste en extraer unidades foliculares de zonas con buena densidad de cabello, a las que llamamos zonas donantes, para implantarlas en zonas con baja densidad o alopécicas, llamadas zonas receptoras. Esta técnica es recomendable como solución a alopecias no demasiado extensas: coronilla, alopecia areata, cicatrices, barbas poco pobladas, etc.  Es una técnica de microinjerto capilar para una redistribución sistemática de los folículos pilosos que consiste en la introducción de pequeños injertos de cuero cabelludo con las llamadas “unidades foliculares” (grupos de 1, 2, 3 o 4 folículos pilosos tal y como vienen determinados de forma natural). Podemos resumirlo en folículo por folículo.

 

La extracción es más rápida y simple que en el caso de la técnica FUSS. En un solo día se pueden extraer entre 1.500 y 2.000 unidades foliculares.

Esta técnica evita la cicatriz producida por la FUSS sin embargo, en este caso es hay que rapar la cabeza del paciente. 

¿Quién es el mejor candidato para realizarse el Transplante Capilar?

Sí si cumples con los siguientes parámetros:

  • Sufres pérdidas de cabello limitadas y controladas.

  • Sufres de alopecia cicatricial de escasa extensión.

  • Deseas llevar el pelo corto y prefieres evitar la cicatriz lineal.

  • Tus zonas donantes iniciales son de baja densidad.

  • Quieres disimular cicatrices de trasplantes previos.

¿Cuál es la principal ventaja del transplante capilar?

En cuanto a resultados óptimos, si están en manos especialistas, no hay diferencias de resultados. Pueden ser igualmente extraordinarios. Sin embargo, como hemos indicado más arriba, la principal ventaja de la técnica FUE respecto al FUSS es que no deja cicatrices visibles a simple vista. Por otro lado, al no extraer tiras, la zona donante mantiene la densidad. El proceso en general tiene un postoperatorio más corto.

Procedimiento:

En la técnica FUE podemos distinguir dos fases diferenciadas:

  • Fase 1: Fase de extracción que requiere gran habilidad, experiencia y precisión por parte del cirujano y de las técnicas especialistas. Para ello se utilizan unos microbisturís cilíndricos de 0.8-0.9mm de diámetro.

  • Fases 2 y 3: Fases de preparación e implantación serían idénticas a la técnica de la tira o FUSS.

 

La técnica FUE se realiza en una intervención ambulatoria y con anestesia local por lo que no requiere ingreso hospitalario, ni estar en condiciones de ayuno u otras precauciones propias de intervenciones con anestesia regional o general. También se facilita al paciente un ansiolítico o relajante para que pueda estar más relajado durante la intervención.

 

Se trata de intervenciones largas y muy laboriosas. Al tener que trasplantar los folículos uno a uno la tarea quirúrgica suele prolongarse durante varias horas. En función del número de unidades foliculares la intervención puede durar una mañana, todo un día o incluso realizarse en dos días consecutivos. No obstante, lo habitual es que se realice en un día. Un buen cirujano capilar puede llevar a cabo hasta 2.500 y 3000 implantes en un solo día.

 

Una vez en el quirófano la primera fase es la que se denomina extracción, en la que con los microbisturís cilíndricos el cirujano capilar extrae una a una las unidades foliculares en un proceso minucioso y de gran precisión. Tras la extracción se produce la preparación, en la que el equipo de técnicos capilares van clasificando y preparando los folículos para su implantación. Dicha prevención se realiza de forma simultánea a la extracción para que cuando el cirujano acaba de extraer los folículos pueda empezar la implantación. La implantación puede realizarse mediante implanters o microincisiones. Los implanters son como pequeñas jeringas con una aguja acanalada a través de la que se implanta el folículo. Pueden tener diferentes diámetros de aguja en función del tamaño del folículo a implantar.

¿Me tengo que rasurar la cabeza?

Como hemos indicado antes, para poder llevar a cabo este tipo de extracción de unidades foliculares, es necesario el rasurado de la cabeza, ya que esta es la medida de pelo idónea. No obstante, existen excepciones, casos que permiten, por la longitud del pelo que llevan, que el rasurado no sea total sino parcial o incluso local (flaps o “cortinillas”). Este es el caso, por ejemplo, de las mujeres. Resulta impensable para una mujer que se rasure la cabeza, aunque sea para solucionar un problema que le preocupa como es la alopecia.

También existen casos que por cuestión laboral o social, no se pueden permitir un cambio tan radical de su imagen, incluso porque en muchas ocasiones, ni tan siquiera quieren que la gente de su alrededor sepa que se han realizado un trasplante de pelo.

Existen 3 formas de afrontar el rasurado:

  • Rasurado total: se rasura todo el cuero cabelludo. Es el rasurado de elección.

  • Rasurado parcial: se rasura sólo la zona donante, dejando la zona anterior y superior con el mismo aspecto. Esto permite igualar el corte de pelo transcurridos unos días, con lo que el cambio de imagen no es tan radical como en el primer caso.

  • Flaps o cortinillas: se rasuran fragmentos de la zona donante, con lo que el pelo largo cae por encima de dichas zonas y lo disimula totalmente. De elección en mujeres.

¿La técnica deja marcas o cicatrices?

Para la extracción de las unidades foliculares se utilizan unos microbisturís con punta cilíndrica hueca de un diámetro muy fino que suele ser de 0,8 a 0,9 mm. Estos bisturís dejan unos minúsculos orificios que cicatrizan en un plazo aproximado de una semana. Se trata en realidad de multitud de pequeñas heridas, pero que resultan imperceptibles tras la cicatrización.

¿Se volverá a caer el pelo trasplantado?

El pelo extraído de la zona de la nuca y áreas posteriores del cuero cabelludo está programado genéticamente para no caer. De esta manera, incluso personas con calvicie acusada suelen conservar pelo en esta zona. 

¿El resultado es similar al pelo natural?

La técnica FUE se realiza actualmente con microinjertos muy distintos a los utilizados hace algunos años, denominados mininjertos. La principal diferencia es que antes se trasplantaban grupos de hasta 10 y 20 folículos con bisturís de un diámetro de más de 3 mm, los cuales dejaban el efecto conocido como de “pelo de muñeca”. Actualmente se realizan incisiones de menos de 1 mm para extraer unidades foliculares individuales, de modo que el resultado es imperceptible respecto al pelo natural. Esta mejora evidente en la técnica y los resultados ha animado a muchas personas a realizarse este tratamiento.

¿Cuándo notaré el efecto del trasplante?

El pelo que se trasplanta cae a las pocas semanas de la intervención. Es algo esperable y normal pero que no afecta al folículo piloso que es la estructura que realmente es el objetivo del trasplante. Los folículos injertados iniciaran su ciclo normal de crecimiento y entre los 3 y 6 meses veremos los resultados de los nuevos cabellos cambiando el aspecto de nuestro cuero cabelludo. A los nueve meses el resultado es ya completo.

Tratamientos complementarios:

Será necesario el uso del láser para estimular el crecimiento del cuero cabelludo recién insertado, también habitual en la técnica FUSS. 

Es recomendable la mesoterapia porque es un tratamiento regenerativo que acelera la recuperación en procesos de micro injertos capilares. 

Resultados visibles a los 3 meses y en 9 meses se podrá ver un resultado natural.

¡Pide tu cita gratis!

¡En breve te contactaremos!